Enriquecimiento Ambiental. ¿Qué es?

Vamos a hacer un repaso antes de nada…

El pasado mes de Mayo hicimos el #RETO30DEA.

¿Qué es eso? Pues fue un reto diario en el que, durante 30 días, me conectaba en directo para hablar de diferentes aspectos sobre el Enriqucimiento Ambiental, así como para hacer retos distintos con diferentes objetivos cada día.

El objetivo: dar a conocer el Enriquecimiento Ambiental y su importancia!

Y pensando un poco he dicho: ¿Por qué no? ahora que llegan navidades y quizás tenemos más tiempo libre, ¡vamos a hacer un remember!

¿Te animas?

Antes, eso sí, vamos a repasar las bases teóricas. 

 

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro


¿Qué es el Enriquecimiento Ambiental?

El Enriquecimiento Ambiental (EA de ahora en adelante) es el concepto que describe cómo se puede modificar el ambiente de los animales domésticos o en cautividad para mejorar su bienestar y calidad de vida tanto a nivel físico, emocional o psicológico.

Y ¿Cuáles son los objetivos y beneficios que buscamos?

Hay mucha chicha aquí, pero lo principal es:

  • Mejorar la diversidad de comportamientos de cada individuo. Es decir: ayudar a que el perro pueda expresar conductas naturales de la propia especie. Cualquier animal que sea libre de expresarse como lo necesite se encontrará en un estado de bienestar mayor. Hay que tener en cuenta que hay razas con más necesidad de expresar determinadas conductas que otras, pero muchas de ellas son comunes:
    • Lamer
    • Roer/masticar
    • Olfatear
  • Reducir la frecuencia de conductas anormales que manifieste el individuo. 
  • Mejorar y hacer un uso positivo del ambiente por parte del animal y nuestro.
  • Mejorar la habilidad del perro para hacer frente a retos del día a día cognitivos, emocionales…
  • También reduciremos los niveles de estrés  ya que se centrarán en olfatear o buscar, lo que les saciará mucho mentalmente.
  • Aumentaremos la motivación del perro y haremos que sean más proactivos (más iniciativa propia) e independientes.

Otros beneficios que nos proporciona el EA son:

Previene el deterioro cognitivo y físico. Aunque no nos lo parezca físico y mental van de la mano y uno complementa al otro. Además puede ser una ayuda complementaria o paralela en las terapias de modificación de conducta.

¿Cómo clasificar lo que hacemos en el Enriquecimiento Ambiental?

Tenemos varios tipos de EA, entre ellos:

  • Enriquecimiento social. El mero hecho de conocer gente nueva, hacer actividades con gente diferente o con nosotros mismos o relacionarse con personas de todo tipo es una estimulación muy beneficiosa, sobre todo en lo que a socialización se refiere. ¡Pasear por el centro de un pueblo o ciudad también es interesante!

Si tu perro tiene algún problema de miedo o agresividad con personas asegúrate de que puede gestionar el lugar a donde quieras ir. No se trata de forzar ni obligar.

  • Enriquecimiento ocupacional. Básicamente darle alguna actividad a hacer a nuestro perro. Ellos pasan prácticamente todo el día en casa y es normal que se aburran y quieran hacer actividades, así que antes que se busquen ellos mismos el entretenimiento qué mejor que ofrecerles algo que les beneficiará muchísimo más.
  • Enriquecimiento físico. Los perros necesitan moverse físicamente, pero eso no significa hacerlo sin ton ni son. Podríamos provocar problemas o lesiones físicas a parte de estados emocionales no deseados. Podemos enseñar habilidades que le hagan hacer equilibrios o aprender a controlar su cuerpo (subir o bajar de sitios, pisar superficies concretas, subirse encima de nosotros, etc.).
  • Enriquecimiento sensorial. Y no solo olfato, vista o gusto. También hablamos de tacto. Las patitas de los perros, en concreto las almohadillas son súper sensibles. Lo perciben todo multiplicado por 10. Esto lo podemos utilizar en nuestro beneficio y invitarle a pisar superficies totalmente diferentes para que se acostumbre y se divierta. En la calle encontraremos mil y un ejemplos: asfalto, hierba, tipos de arena, charcos, suelo deslizante, suelos de tiendas, escaleras, metales, etc. Y precisamente por lo sensibles que son con las almohadillas no debemos olvidarnos de cuidarlas y vigilar que no se hagan heridas. Pensad que son sus únicos zapatos y les puede ser muy muy incómodo dañárselas.
  • Enriquecimiento nutricional. Probar sabores nuevos también es algo muy divertido. Sobre todo para los más glotones. Comer siempre comida seca tipo pienso o premios puede ser muy aburrido a largo plazo. En los ejercicios de EA puede ser una gran idea añadir frutas y verduras, carne cruda, purés, patés, comida húmeda, etc. Así no solo se motivan más sino que aportamos ingredientes nuevos a su dieta.

Y todo esto qué, ¿lo hago en casa?

¿Dónde se puede hacer Enriquecimiento Ambiental?

En casa: a parte de los propios beneficios del enriquecimiento, buscamos vincularnos con nuestro perro y pasar un rato de calidad. Es muy útil para volver a la calma, potenciarla e inducirla si se hace de manera apropiada. También va a ser un gran recurso en procesos de cambios, mudanzas, lesiones, días que no pueden salir, etc.

Durante el paseo: utilizaremos elementos de la calle para conseguir un paseo equilibrado. Cambiar las rutas de paseo, presentarle entornos diferentes (urbano, semiurbano, rural, naturaleza, tiendas, casas ajenas, viajar, etc.). Los perros son muy curiosos y exploradores y van a disfrutar en cada sitio nuevo que le descubramos.

En refugios: ayudaremos a mejorar su día a día en las jaulas o paseos y a intentar reducir el estrés. En protectoras es más complicado debido a la logística, pero asegurándonos de tomar las precauciones necesarias hay muchas cosas que podemos hacer. Si nuestros perros domésticos ya pasan la mayor parte del día sin hacer nada, en un refugio imaginaos. No hay tiempo para dedicar exclusivamente a cada uno, así que si sois voluntarios, trabajadores, casas de acogida, etc. por poco que se haga probablemente ya ayudaremos en su bienestar.

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro


¿Y en cuanto a materiales?

¿Y qué se usa?

  • Principalmente materiales reciclados. Imaginación al poder! Revistas arrugadas, diarios, plásticos, botellas, vasos de yogures, cajas de cartón, papel de regalo, ¡lo que se te ocurra!
  • Objetos que tenemos en casa todos: fregonas, sillas, cuerdas, tuppers, ollas, mantas, cojines, pelotas de futbol, etc.
  • Los propios juguetes de nuestros perros por supuesto también nos van a servir.
  • ¡Y comida! Premios, patés, fruta, verdura, carne, purés, comida congelada, etc.

Es primordial tener en cuenta las preferencias de nuestros perro para que sea una actividad motivante para él también. Por otro lado, ¡hay que ir variando el tipo de ejercicio y de comida que utilicemos! Aunque les gusten este tipo de actividades, hacer siempre lo mismo puede ser muuuuuy aburrido.

Ahora sí, repaso de la teoría hecho. En breves tendrás más contenido mucho más práctico, así que ¡Manos a la obra!

¿Te apetece seguir el reto otra vez? ¿Tienes dudas o ideas? ¡Ponlo en los comentarios y abramos debate!

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro