Enriquecimiento ambiental: Triturar la comida también es divertido

Seguimos con los retos de Enriquecimiento Ambiental… ¡la rejilla con comida untable y los vasos apilados!

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro


Lamer la comida triturada en una rejilla

Para el primer reto, necesitaremos esos típicos tuppers de descongelación en los que viene una rejilla dentro.

También podemos usar una rejilla de horno, magdalenas… y ponerla encima de un recipiente en el que quepa. Ahí untaremos comida, lo congelaremos y se lo daremos para que laman.

Es un recurso muy útil para perros que no mastican y engullen la comida, ya que tienen que pararse a lamer por los agujeros poco a poco.

También puede servir para aquellos perros que no les motiva la comida o a los que les tenemos que dar dietas especiales y no les acaban de convencer. Convertir en un juego el momento de la comida.

Vasos apilados

Para este reto usaremos aquellos vasos que teníamos de pequeños que se encajaban unos dentro de otros. Sino, podemos usar vasos de yogur, vasos de plástico, etc. 

Lo que haremos será poner en cada vasito un poco de comida húmeda o triturada, después lo podemos congelar y dárselo. 

Es un ejercicio en el que el perro tendrá que pensar cómo sacar cada vaso para llegar a la comida. Parece fácil, pero no lo es tanto… Fíjate en el vídeo.

Podemos ayudarles aguantándoles los vasos y felicitándolos cuando lo consigan sacar. Eso les animará a seguir.

Los retos de hoy tratan de lamer, una de las necesidades de los perros que más relajan. A cada perro le vendrá mejor una cosa u otra por ello os damos una gran variedad de juegos… ¡imaginación al poder!

Y si quieres más, clica aquí o en el botón de aquí abajo y mira lo que te tenemos preparado para ampliar todo el reto de Enriquecimiento Ambiental… 😛

Las inscripciones están abiertas!

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro