Lobo VS perro

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro


Hace mucho tiempo que se habla de las similitudes entre lobo y perro. Se les suele comparar en cuanto a anatomía y conducta. Pero no son iguales ni se les debe tratar igual. Hay patrones de comportamiento distintos que si los logramos entender ayudarán en la convivencia con nuestros perros.

Canis Lupus

El proceso de domesticación separó el camino de lobos y perros. Ambos descienden del mismo antepasado y forman parte de la especie “Canis Lupus”. Aún así son subespecies diferentes:

  • Canis Lupus Signatus es el lobo ibérico.
  • Y Canis Lupus Familiaris el perro doméstico.
Lobo ibérico
Fuente: google

Cambios físicos

Hay razas de perros que se parecen más físicamente a los lobos, pero muchas otras no. Eso es debido a la selección y a la cría de perros de manera artificial por el humano, en el que se buscaba una estética o una funcionalidad concreta.

Los cambios físicos más representativos son:

  • Los perros son mucho más pequeños y menos corpulentos, los lobos varían su tamaño muy poco entre individuos. 
  • La nariz de los perros no es tan puntiaguda.
  • Las orejas de los perros pueden estar caídas o no, en cambio en los lobos siempre estarán erguidas.
  • El pelaje de los perros es muy variable. Los lobos tienen una gama de colores muy estrecha y un pelaje grueso y más corto.
  • El cerebro del lobo es más grande, por eso tienen más superficie en la frente.
  • Los perros pueden digerir el almidón, lo que les hace más adaptativos al entorno urbano. Los lobos no son capaces de digerir muchos alimentos que damos a nuestros perros (hidratos de carbono).
  • Durante el proceso de domesticación, la selección natural hizo sobrevivir a aquellos individuos que eran más dóciles con humanos. Uno de los cambios físicos más curiosos era el aspecto. Los que eran más pequeños y más “adorables” daban menos miedo a los humanos, así que tenían más posibilidades de sobrevivir.
Fuente: google

Cambios en la conducta

También hay muchas similitudes. Sus sentidos están mucho más agudizados, sobre todo el olfato y la vista nocturna. Y utilizan la orina y otros marcajes visuales para comunicarse. Sus señales (lenguaje canino) son bastante similares, aunque no se trata de dejar que un lobo y un perro interactúen. Son animales gregarios y necesitan del grupo para sobrevivir. Las diferencias más importantes son:

  • Los perros son animales sociales con los humanos de forma innata (debido a la domesticación). Aquellos que se mantenían con los asentamientos obtenían más comida y protección. Los lobos son mucho más precavidos, huidizos y territoriales.
  • Los lobos empiezan a explorar el mundo a las 2 semanas de vida, por lo que su ventana de socialización es muchísimo más corta.
  • El ladrido es casi exclusivo de los perros. A algunos perros se les seleccionó para que ladraran en determinadas situaciones, aunque también se cree que lo desarrollaron ellos como forma de comunicación entre humano y perro. Los lobos gruñen y aúllan, rara vez se les oirá ladrar.
  • Las manadas de lobos son estructuras muy complejas. La pareja reproductiva es siempre la misma hasta que uno de los dos muere o desaparece del grupo. Las relaciones entre perros son más cambiantes y no suele haber roles fijos. Además de que muchos perros no conviven con otros de su especie.
  • Supervivencia. Los instintos de caza, reproducción, protección, etc. están mucho más agudizados en los lobos. Los perros al vivir en un entorno mucho más acomodado pueden tener camadas “siempre que quieran” y no preocuparse por la comida. Un perro doméstico en la vida salvaje tendría muy pocas posibilidades de sobrevivir.
Lobo ibérico
Fuente: google

En resumen,

La conducta de los perros no se puede basar en lo que se haya aprendido de los lobos, o al menos, no en su totalidad. Ellos han evolucionado adaptándose a un medio totalmente diferente al de los lobos y sería un gran error tratarlos igual.

¿Qué te ha parecido? ¿Te sonaba? ¡Déjame tus dudas en comentarios!

¡Hasta la próxima!

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro