Domesticación

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro


Hoy te hablaré sobre el proceso de domesticación. Es algo que requiere miles de años, cambios físicos y genéticos y la aparición de especies nuevas.

Domesticación

No hay una definición exacta, ya que es un tema muy amplio.

Se podría definir como el proceso de adaptación a un entorno doméstico. Es decir, ser capaces de vivir en una sociedad humana de manera óptima.

Normalmente, este proceso implica que la especie domesticada dependa casi en su totalidad del hombre para sobrevivir y exista o haya existido una relación de explotación.

Otra característica es que la especie pierde contacto con su ancestro salvaje, convirtiéndose incluso en una especie nueva.

Orígenes

Se cree que le perro fue el primer animal del mundo en ser domesticado. Esto ayudo a que el estilo de vida de los humanos pasara de recolector-cazador (nómada) a agricultor y ganadero con asentamientos (sedentario).

Tampoco está claro donde empezó el proceso, pero Asia es uno de los focos más antiguos y donde se han encontrado muchas evidencias.

Hacer 33 000 años, un antecesor del lobo (ya extinto) se separó del grupo y formó lo que se cree la población original del perro tal y como lo conocemos ahora.

Durante los años, se van creando subgrupos que se extienden por Medio Oriente creando nuevos mestizajes.

Hace unos 10 000 años, los perros domésticos llegan a Europa. Donde se inicia un nuevo estilo de vida basado en la agricultura. Los perros empiezan a formar parte de la sociedad.

Debido al movimiento los perros llegan a África y América. Ambos con orígenes en común con el perro europeo, pero con diferencias genéticas entre ellos. Se cree que los perros llegaron a América a la vez que los primeros humanos.

El hombre y el lobo

Se unieron en la caza, sobre todo de grandes mamíferos como mamuts. Eso hizo que el lobo empezara a migrar con el hombre, renunciando a sus territorios y reduciendo sus posibilidades de reproducirse con lobos de la zona.

Debido a esas migraciones el lobo extiende por el resto de Asia y Medio Oriente, haciéndose mestizajes con lobos locales. Algunos son antepasados de razas actuales como el Husky, el Alaska Malamute o el Samoyedo.

Otro hecho clave fue que en las afueras de muchos asentamientos, los humanos desechaban restos de comida o cadáveres. Los lobos que se atrevían a acercarse, tenían más posibilidades de sobrevivir y por tanto, de reproducirse. Lo que acabó dando como resultado lobos más dóciles con los humanos, hecho que facilitó su domesticación y convivencia.

En resumen,

No cabe duda que ninguna de las dos especies (perro y humano) sería como es ahora si no se hubieran encontrado hace miles de años. Nunca se sabrá cómo de diferente habría sido esa evolución.

Espero que os haya resultado interesante y hayáis descubierto más sobre nuestros compis los perretes.

¡Hasta la próxima!

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro