¿Cómo afecta la crisis del coronavirus a los animales con los que convivimos y a nuestro vínculo con ellos?

Hoy hablamos de colonias felinas, fauna urbana y centros de acogida

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro


La situación actual

En situaciones de crisis social y sanitaria, como la que estamos viviendo actualmente con la pandemia del Coronavirus (Covid-19), todos los animales que conviven con nosotros padecen también las consecuencias.

En el caso de los animales de compañía, nuestros perros y gatos, en primer lugar, pueden sufrir una estigmatización, derivada del miedo a que estos animales nos pudieran contagiar el virus.

Pero la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial de Salud Animal y la Asociación Veterinaria de Pequeños Animales señalan que NO hay evidencia científica de que estos animales puedan ser infectados por el Covid-19, y tampoco de que puedan ser vehículo de contagio.

Y con las precauciones adecuadas, para evitar los contagios indirectos por personas que entran en contacto con el perro o el gato, se puede convivir de una forma normalizada con nuestros compañeros de cuatro patas.

Además, se permite pasear a los perros, manteniendo las distancias con el resto de personas, y los centros veterinarios pueden continuar abiertos para atender las urgencias de nuestros compañeros no humanos.

Las recomendaciones y medidas

En referencia a todas las medidas que se deben conocer y tomar en cuenta, os pasamos el enlace de FAADA:

MEDIDAS PUBLICADAS EN LA WEB DE FAADA

Y también el enlace de la Organización Colegial Veterinaria Española:

En cuanto a los animales de compañía

Lo que preocupa realmente es que las dificultades sociales y económicas, o el miedo injustificado a que los animales de compañía puedan facilitar el contagio del Covid-19, lleve a un aumento de abandonos.

Y, por el contrario, debemos pensar que justamente nuestros compañeros de cuatro patas pueden suponer un gran apoyo psicológico en estos momentos.

La cuarentena a la que estamos sujetos nos impide el contacto social con nuestro entorno habitual, cosa que es muy necesaria para nuestra salud física y mental, como animales sociales que somos.

Y para poder ayudarnos a superar esa sensación de aislamiento, la presencia y compañía de nuestros perros y gatos nos puede ser de gran ayuda, dándonos ese afectos y contacto que tanto necesitamos y que en este momento echamos de menos.

Además, nuestros animales de compañía pueden ser una gran fuente de entretenimiento en casa, especialmente con los niños, puesto que podemos realizar juegos y actividades que los incluyan a todos.

Los perros y gatos, además, suponen una gran motivación para los pequeños de la casa y pueden colaborar a mantenerlos tranquilos.

Es más, cuando entramos en contacto con nuestros queridos compañeros no humanos, segregamos una serie de hormonas que facilitan que nos relajemos.

En conclusión, hay muchas ventajas si te toca pasar esta crisis del Covid-19 con algún compañero no humano.

Eso sí, debemos tener plan B para nuestros animales en caso de que resultáramos infectados, ya que alguien debe ocuparse de ellos en esa situación, puesto que no pueden mantenerse con la persona infectada.

Pero los problemas para los animales que nos rodean en esta situación crítica no se acaban aquí. 

¿Qué pasa con el resto de animales de nuestra sociedad?

Por un lado, tenemos las colonias de gatos ferales, quizá más conocidas popularmente como colonias de gatos callejeros.

Ellos necesitan de cuidados diarios (alimentación y supervisión), y esta situación de cuarentena podría llevar a que estos gatos estuvieran desatendidos, con graves consecuencias tanto para su bienestar como para la salud pública de todos. 

Por otro lado, existe una gran cantidad de animales abandonados que deben ser atendidos a diario, con sus cuidados básicos (alimentación, curas, etc).

Y ante el aislamiento de algunos de sus cuidadores habituales, se necesita el apoyo de otras personas, especialmente voluntarios, que puedan ocuparse de ellos.

Finalmente, no nos olvidemos de la fauna urbana, ya que existen muchos animales, que muchas veces nos pasan desapercibidos, que dependen para subsistir de la actividad humana.

Por ejemplo, hay muchas aves, palomas, pero también gorriones, cotorras y otras, que se alimentan de las migas y otras cosas comestibles que encuentran en la calle.

Por eso, necesitan de la solidaridad humana, de ese vínculo con otras especies del que hemos de ser conscientes, para poder ayudar a que estos animales sobrevivan, dejando semillas, arroz o lentejas en esas zonas donde suelen ir los pájaros a buscar comida.

En resumen

En conclusión, el Covid-19 tiene consecuencias en otros animales que nos rodean y debemos ser conscientes, intentando que sean las mínimas posibles, y, sobretodo, valorar lo que nuestros compañeros no humanos nos pueden aportar para superar esta crisis sanitaria y social.

Si quieres saber más sobre el vínculo humano-animal puedes unirte al curso que hemos creado sobre ello. Tienes toda la info en el botón de aquí abajo:

Este artículo ha sido escrito en colaboración con la Dra. Paula Calvo, Doctora en Antrozoología.

Paula es una crack en todo lo relativo al estudio de esta ciencia, ya hace 10 años que nos conocemos y estamos colaborando en cosillas muy diversas así que, por qué no, hemos pensado en sacar esta serie de posts sobre el vínculo, que creemos que pueden servirte muchísimo.

Si quieres saber más de Paula, puedes conocerla en su web antrozoologia.com. Donde, por cierto, ¡también me encontrarás a mí por allí! 😛

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro