Desconecta del mundo y conecta con tu perro durante el paseo

Siempre os decimos que es muy importante que los paseos sean de calidad. Calidad antes que cantidad.

Y es que al final, tu perro está a expensas de ti al 100%. Saldrá cuando tú lo decidas y el tiempo que quieras/puedas dedicar. Por eso, hay que hacer que esos momentos del día sean realmente beneficiosos para ambos.

En este post te voy a hablar de porqué es fundamental que durante los paseos desconectes de tus preocupaciones y conectes al 100% con tu perro.

El vínculo entre vosotros

Por mucho que te parezca que tu perro va a su bola y tú eres lo último que le importa durante el tiempo que estáis en la calle, no es así.

Los perros son animales sociales capaces de establecer vínculos con las personas, así que tú, la persona con la que convive desde hace tiempo no es insignificante durante el paseo de tu perro.

Puede distraerse o empecinarse en llegar a X perro, lugar, etc. pero estoy segura de que hay más de un momento durante el paseo en el que va controlando a qué ritmo andas, por donde hay que girar, si te paras, etc.

Y como no, se fijan en si estás prestando atención o no a sus necesidades y movimientos. Uno de los grandes mecanismos de aprendizaje que tienen los perros es la asociación. Si veo que estás con el móvil en la mano, sé que puedo coger más cosas del suelo porque mi guía tardará más en darse cuenta. Por lo tanto, sí pueden llegar a entender que aunque vais los dos en el paseo cada uno va «a su bola».

  • Quiere oler algo y como tú vas a tu bola ni te enteras. Cuando la correa llega a su límite se lleva un golpe seco. O algo muy común en las ciudades: el perro está haciendo sus necesidades y el guía sigue arrastrándolo porque no se ha girado ni a mirar por qué ha dejado de caminar. ¿Te suena alguna de estas situaciones?
  • A veces aparecen estímulos por sorpresa y tu como guía tienes menos tiempo de reacción.
  • Tu perro puede estar emitiendo señales de miedo, incomodidad, agresividad, juego, etc. que si no las percibes pueden desencadenar conductas más explosivas, conductas indeseadas o problemas de conducta a corto-medio plazo.

Al final ya no solo deberías estar pendiente de él por su confort. También por su bienestar físico y emocional. A veces exponemos a los perros a situaciones totalmente innecesarias por desconocimiento. ¿Y qué acaba pasando? Que el perro empieza a percibir que los paseos no son un momento de disfrute y que hay que estar alerta, nervioso, susceptible… a lo que pueda pasar. Es decir, la aparición de problemas de conducta.

El teléfono móvil

Ese aparato que muchas veces nos facilita y complica la vida a partes iguales. ¿Cuánto tiempo paseas a tu perro? ¿2-3h en total durante el día? ¿Y cuántas horas tiene un día? ¿Crees que puedes prescindir del móvil esas pocas horas? Seguro que sí, ¿no?

Mucha gente tiene el hábito de pasear con el perro y aprovechar ese momento para hacer llamadas, contestar mails o WhatsApps, escuchar audios… en un momento dado por supuesto que puedes mirar el móvil. No trato de que sea todo blanco o negro. Pero que no sea la dinámica del paseo.

Cuando utilizamos el móvil nos absorbemos en una burbuja y no vemos más allá. Quizás visualmente sí, pero nuestra atención está en lo que estemos contestando o enviando. ¿No te ha pasado estar hablando por teléfono, ver a una persona conocida, pero no reconocerla? Eso provoca que nuestra capacidad de reacción y atención disminuya, que puedan aparecer más problemas durante el paseo o de que nuestro perro decida qué hacer ante un conflicto por sí solo.

¿Cómo puedes conectar con tu perro?

Quizás si tienes un perro súper cañero al que le cuesta atenderte porque el entorno le parece súper molón lo veas un poco complicado. Te diré que no. Precisamente esos perros tan motivados son geniales para aprovechar el paseo para aprender, relajar, relacionarse y formar equipo.

  1. Puedes empezar por ejercicios tan básicos como el foco. Su nombre = comida, caricias, juego, atención… Una vez lo haya entendido puedes ir llamándole de tanto en tanto durante el paseo para que vea que estás ahí y que puede recurrir a ti.
  2. Cuando haga algo bien díselo. Anímale y agradécele que no haya cogido esa porquería del suelo. Todo eso fomentará mucho vuestra conexión durante los paseos.
  3. Entrenad juntos. Seguro que si nos sigues es porque eres una friki de la educación canina y te encanta hacer actividades con tu perro. Dedica un tiempo del paseo a practicar ejercicios que ambos disfrutéis y que a tu perro le vayan a ser útiles para la convivencia. ¡El día que tu perro «te pida» tener ese momento será emocionante!
  4. Ayúdale si lo necesita. Es uno de los puntos más importantes para que tu perro perciba que sigues estando ahí para lo que sea. Si no lo está pasando bien ayúdale a salir de ahí ya bien sea llevándotelo, interviniendo tu, hablando con las demás personas, etc. Si tu perro sabe que puede acudir a ti no tendrá necesidad de buscarse su propio método para salir de esas situaciones (ladrar, morder, abalanzarse, huir, etc.).
  5. Haced actividades que disfrutéis. Puede ser entrenar mismo (punto 3), ir de excursión, jugar, hacer deporte, lo que queráis. Variar los tipos de paseo es muy beneficioso, ya no solo porque el perro necesita enriquecerse con cosas nuevas. Sino también porque se os presentarán nuevas situaciones que podréis superar juntos. Recuerda que una buena relación no se consigue de un día para otro sino a base de convivir y convivir.

Cuando voy por la calle y veo perros que de tanto en tanto se giran a mirar a sus guías como diciendo «¡ei sigo aquí! ¿Qué me cuentas?» y sus guías le responden con una buena palabra, un premio, una caricia o una mirada de complicidad es cuando realmente te das cuenta de lo importante que son estos momentos. A mi me recargan las pilas.

En resumen,

Intenta convertir el momento del paseo en VUESTRO momento. Como cuando te vas a hacer esa clase de yoga 1 vez a la semana. Ambos lo acabaréis agradeciendo, te lo aseguro.

Espero que este post te haya motivado a seguir yendo a por vuestra mejor versión y que cada vez vuestra relación sea mejor.

Y por supuesto, recuerda que puedes contactar con nosotras para que te ayudemos en el proceso de modificación de conducta con tu compi y seáis imparables. A través de este link puedes ir directa a nuestro formulario de contacto: https://www.rumbocanino.com/contacto/

¡Un abrazo enorme y hasta la semana que viene!

COMPARTE :

Twitter
Telegram
WhatsApp

10 Claves para vivir mejor con tu perro, conectando hasta la esencia

Las 10 Claves para vivir con tu perro conectando hasta la Esencia, teniendo la vida que realmente queréis.

Te puede interesar

Cómo te puedo ayudar

>