La calma y tu cachorro

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro


¿Cuánta importancia le das a la calma en tu cachorro? ¿La trabajas de alguna forma?

La vida cotidiana esta llena de situaciones que necesitarán que tu cachorro sepa estar tranquilo (hacer cola, ir a tomar algo, ir en tren, ir de compras…) y será mucho más fácil sobrellevarlas si has potenciado la calma desde siempre.

Se trata de intentar hacer entender a tu cachorro en qué momentos hay actividad y en qué momentos no y que lo acepte sin frustrarse.

¿Cómo se trabaja?

  • NO ESTÉS TODO EL DÍA HACIENDO ACTIVIDADES: si mantienes a tu cachorro activo todo el día, le costará mucho aceptar calmarse cuando lo necesites, ya que se habrá acostumbrado a ese ritmo. Deja que descanse la mayor parte del día.
  • COMANDOS DE CONEXIÓN Y DESCONEXIÓN de entrenos y actividades intensas. Contextualizar esos momentos de excitación bajo palabras ayudará a que tu cachorro no esté pendiente todo el tiempo de cuando va a hacer algo contigo y al acabar se dará cuenta de que no va a seguir haciendo eso bajo ningún concepto.
  • ROMPER EXPECTATIVAS: ir al parque, calle, montaña, bosques… no tiene que significar siempre hacer lo habitual (jugar, correr, estar suelto…). Es importante que tu cachorro sepa calmarse en cualquier contexto. No hagas las mismas actividades siempre en el mismo sitio.
  • SABER “NO HACER NADA”: también es muy conveniente que aprenda a estar parado en cualquier lugar sin hacer nada y quedándose tranquilo. Para eso, empieza sentándote en un banco y esperarte unos minutos, poco a poco ve yendo a diferentes lugares más complicados.
  • ADAPTA TODO LO QUE HAGAS A TU CACHORRO: cada perro tiene sus particularidades así que conoce bien a tu cachorro para saber qué le va mejor y qué no. Si es muy excitable, haz entrenos cortos y de baja intensidad al principio. No dejes que se sobre excite si aún le cuesta mucho bajar de revoluciones.
  • NO REFUERCES CONDUCTAS DE EXCITACIÓN O DEMANDA: si se acostumbra a pedirlo todo en ese estado emocional podría acabar teniendo problemas de estrés y de frustración. Cuando esté tranquilo prémiale con caricias, premios o elementos que le tranquilicen.

¿Por qué ahora?

Este es el mejor momento, están en el mejor momento para aprender y crear hábitos por primera vez.

Si lo consigues, cuando llegue a la adolescencia habrá menos posibilidades de que surjan grandes problemas o que la excitación/frustración vaya en escala y cueste mucho más controlarla.

Construir estos ejercicios desde pequeños allanará muchísimo el camino en la vida tanto adolescente como adulta.

Recuerda:

Sé progresivo. No pretendas que tu cachorro se calme el primer día que practicas el ejercicio.

Empieza en lugares fáciles para él y no hagas durar mucho tiempo el ejercicio.

Lo más difícil, es que tú también sepas no hacer nada. Así que ármate de paciencia e incluso lee algunas páginas de tu libro preferido.

La gestión de la frustración la trabajaréis ambos. 😊

En resumen,

Es mucho más importante que tu cachorro aprenda a estar tranquilo que aquellas conductas que le quieras enseñar.

Como siempre, busca el equilibrio, estate atenta a su lenguaje corporal y no quieras correr.

Espero que te haya sido de ayuda y hayas sacado ideas nuevas para trabajar con tu compi. 💖

Consigue la guía con las 5 Claves para Revolucionar los Paseos con tu perro