¿Qué balance haces de este año?

Como ya sabes, en Rumbo Canino somos muy de reflexionar y darle mil vueltas a las cosas. Nos gusta ver las cosas desde todas las perspectivas posibles.

Y por supuesto, ahora que acaba el año, no iba a ser menos.

Antes de nada, te hago una pregunta: si piensas en este año, qué te viene a la cabeza ¿emoción positiva o negativa?

Refelxiona

Piensa en el aprendizaje que te has llevado. Ha sido una situación nueva PARA EL MUNDO ENTERO. Absolutamente todos los sectores, conjuntos de población, etc. han tenido de cambiar cosas y adaptarse. Y creo que no ha salido del todo mal.

Por otro lado, la adaptación a la que hemos sido capaces de llegar. Quién nos iba a decir que íbamos a estar casi todos teletrabajando durante prácticamente un año, con los niños en casa y casi sin poder salir de casa. Se hizo un poco bola al principio, pero como cualquier situación nueva que se nos presenta. Pasado un tiempo ¿a que lo tienes por la mano? Esto demuestra que el ser humano es mucho más adaptativo de lo que creemos.

Y como no, lo mucho que hemos crecido como personas y como equipo con nuestra familia (humana y perruna). El tiempo pasado juntos ha podido servir para darnos cuenta de cosas que nos gustaban o no del otro y buscar maneras de mejorar la convivencia.

Y vuelvo a preguntar, ¿emoción positiva o negativa?

Mientras tanto, te cuento a grandes rasgos cuál es mi balance de este 2020. Pero ya te anticipo que lo percibo como un buen año, no como un año «perdido» o «desperdiciado».

  • He descubierto características de mi misma que ni yo sabía que existían. El autoconocimiento es fundamental para estar bien con uno mismo. Es interesantísimo ver lo mucho que uno se puede llegar a exprimir las ideas para poder mantenerse activo laboral y/o personalmente.
  • Me he reafirmado con la capacidad de adaptación de los perros. Si ya lo creía, ahora más aún. Por supuesto ha habido muchos perros afectados después del confinamiento, pero aún así, estos cambios tan drásticos creo que han hecho más daño al humano que al perro (jiji). Seguro que de alguna forma u otra has alucinado con lo bien que lo ha llevado tu perro.
  • La importancia de mantenerse siempre en constante formación. Gracias a mantenerse actualizada, el ansia de aprender y la motivación por aplicarlo he podido reinventar determinadas labores y mantener la mente activa preparada para volver a dar caña cuando se pueda.
  • El tiempo para ordenar. Y no me refiero a ordenar la casa (que también es importantísimo). Sino a ordenar nuestras mentes. Con el ritmo del día a día se nos hace complicado no caer en un caos mental que solo nos hace ir más agobiados. Cuando en realidad, pararse a ordenar, priorizar y descansar nos ayudará seguro, a conseguir mejores resultados en menos tiempo.
  • Valorar. Cosas que se daban por hecho ahora se han convertido en actividades muy preciadas y de las que nos hemos visto limitados. Esto, personalmente, me ha ayudado a afianzar relaciones o enfocarlas de forma distinta.

En NINGÚN momento pretendo frivolizar ni obviar las muchas situaciones horribles en las que se han encontrado muchísimas familias.

Lo que pretendo es poner en valor la importancia de darse tiempo a procesar (eso siempre) pero sin quedarse estancado en ese evento.

Como muchas veces digo a muchas de mis alumnas: si una situación afecta al comportamiento de tu perro, utilízala a tu favor. Adapta a tu perro a ella. No seas tú mismo quien pone esa barrera.

OBSERVAR – APRENDER – ACTUAR

En resumen,

Te invito a que hagas tú también esta reflexión y si te apetece lo compartas con nosotras a través de las redes, los comentarios o mensajes privados. ¡Nos gustará mucho leerte!

¡Desde Rumbo Canino os deseamos una feliz entrada de año!

COMPARTE :

Twitter
Telegram
WhatsApp

10 Claves para vivir mejor con tu perro, conectando hasta la esencia

Las 10 Claves para vivir con tu perro conectando hasta la Esencia, teniendo la vida que realmente queréis.

Te puede interesar

Cómo te puedo ayudar

>