Autocontrol en los paseos, ¿Cómo lo llevas?

Hoy vamos a ver la importancia del trabajo en el autocontrol durante los paseos.

 

¿Tu perro gestiona sus emociones y va tranquilo de paseo?

¿Sabes lo que es el autocontrol?

 

Ven, que te lo cuento todo aquí 🐶

 

Primero de todo: ¿Qué es el autocontrol?

 

El autocontrol es la capacidad de gestionar y controlar nuestros propios impulsos deseos y acciones.

Se trata de la capacidad de gestión interna del propio individuo y es súper importante trabajarla durante toda la vida del animal.

 

Ya desde cachorros los perros necesitan aprender cómo desarrollar esta capacidad y cómo gestionar la frustración, que es un sentimiento que todos tenemos, y es muy importante aprender a gestionarla de la manera más adecuada posible.

 

Diferencia entre control y autocontrol

 

Es importante que seamos conscientes de la diferencia entre el control y el autocontrol.

 

En el autocontrol lo único que nosotros controlamos es el recurso al que el animal quiere acceder. Es decir, si estamos trabajando con comida, lo único que nosotros controlamos es el acceso a esta comida.

 

Si hablamos, hacemos sonidos, decimos “no” o nos llevamos al perro, etc., esto pasa a ser control.

La clave en el autocontrol es no decir nada, y simplemente damos o retiramos el acceso al recurso con el que estamos trabajando. Sea lo que sea: comida, mordedores, arnés, correa, puertas… Lo único que nosotros controlamos es el recurso.

 

Pero… ¿Para que sirve el autocontrol?

Tener buen autocontrol nos lleva a poder gestionar diferentes situaciones:

    • Encuentros con otros perros

 

    • Comunicación con nosotros y con otros animales

 

    • Juego

 

    • No tirar de la correa

 

    • Salir tranquilo de casa

 

    • Entrar tranquilos a cualquier sitio

 

    • No pedir comida en todo momento

 

  • No saltar a las personas a las visitas o a los extrañas en la calle

 

En el caso de  perros con algún problema a nivel comunicativo, trabajar el autocontrol y la gestión de la frustración es muy importante para que puedan comunicarse mucho mejor con otros animales, con las personas y resolver conflictos de manera más eficiente.

 

Cuándo trabajar el autocontrol?

Durante toda la vida. Sí, lees bien.

Toda la vida.

Es una de las bases que es importante que sean constantes en toda la vida del animal, porque nos servirán para muchísimas cosas.

 

Se trabaja y mejora en diferentes ámbitos de la vida: la comida, el juego, las entradas y salidas de casa y otros lugares, el cruzar la calle, el no tirar de la correa, las barreras invisibles, etc.

 

Partes del paseo en las que trabajar el autocontrol

 

Como ya hemos dicho, es muy importante trabajar el autocontrol, tanto antes como durante el paseo, además de en casa.  

 

En casa podemos empezar a trabajar el autocontrol de mil maneras: con la comida, a las horas de comer, con el juego y los mordedores, practicando las barreras invisibles en diferentes habitaciones…

 

Pero paro ya de enrollarme con los previos, porque de lo que vengo a hablarte hoy es del autocontrol en las diferentes partes del paseo.

 

La primera parte del paseo empieza en casa. Siempre. Así que previo al paseo como tal, es súper importante poder salir tranquilos de casa. Aquí, trabajar el autocontrol es ultra importante.

 

 

Autocontrol en las salidas, ¿Por qué?

 

Salir por la puerta de casa o del rellano, o salir del coche a la calle de la manera más tranquila posible es súper importante. Te evitarás tirones, accidentes o imprevistos.

 

No se si te sonará la situación pero es más común de lo que parece: sales a la calle con tu compi y justo al salir (sale él primero porque no puede aguantarse más y tira como un caballo desbocado) os chocáis de frente con una persona con su carrito de la compra.

 

O una persona en silla de ruedas. O un niño pequeño. 

 

Una persona llevando el carrito del bebé. O otro perro.

 

 

¿Puede que la cosa acabe bien? Sí.

Pero el susto que os lleváis no os lo quita nadie, y ¿qué mejor que poder prevenir accidentes antes de tener que solucionarlos?

 

No hacerle daño a nadie, evitar conflictos con otros perros y sobretodo, que no le hagan daño a tu perro o a ti, es la clave para empezar bien el paseo. Suena obvio, pero ¿cuántas veces has salido estresada ya por algo que ha pasado al inicio del paseo?

 

Al final de este post te dejo un vídeo con un ejercicio muy sencillo, pero clave, para poder salir tranquilos a la calle.

 

¿Vamos un poco más allá?

 

Incluso antes de salir por la puerta, es importante poder trabajar el autocontrol. El momento de colocar collar, arnés y correa suele llevar  bastante excitación, así que es mejor poderlo trabajar desde el inicio. Si no hacemos nada, y se van excitando cada vez más solo con los preparativos, será muy difícil que consigamos salir tranquilos a la calle.

 

Vale, ¿Y durante el paseo?

 

Es súper importante poder trabajar el autocontrol tanto en los cruces de las calles como en no tirar de la correa. Y en los encuentros con otros perros. Al entrar al parque. En mil momentos. También puedes practicar ejercicios con comida integrados en el paseo, y jugar en sitios tranquilos, para mejorar el autocontrol con los juguetes.

 

Por otro lado, poder ir a tomar algo, que tu perro no pida de la mesa y sea capaz de estar con otros perros sin estar jugando o interaccionando todo el rato, es súper importante. Aprender a estar sin hacer nada un rato puede parecer fácil, pero no lo es 😛

 

Poder practicar todo esto va a ayudar a que tu perro y tú tengáis paseos mucho más tranquilos, y gestioneis las situaciones muchísimo mejor.

 

¿Y después del paseo, qué?

 

Cuando llegamos a casa, algo muy importante a tener en cuenta es el estado de calma en el que acabamos el paseo.

 

¿Por qué?

 

Acabar los paseos excitados, nerviosos, corriendo o jugando ayuda, en gran medida, a que después en casa te cueste un buen rato tener a tu perro tranquilo, y más si justo después has de irte a trabajar o a cualquier sitio.

 

Si puedes, intenta acabar el paseo de manera tranquila, con ejercicios de olfateo, caminando tranquilamente y básicamente dejando a tu perro ser perro.

 

Esto también suena obvio, ¿verdad? ¿Alguna vez has acabado el paseo con prisas porque has de irte a trabajar y tu perro ha tardado siglos en hacer pipi y caca? Si puedes, intenta hacer la vuelta a casa lo más tranquila posible. Quizás tardas un par de minutos más, pero este detalle puede hacer que tu perro llegue más tranquilo a casa.

 

¿Te merece la pena?

 

Algo que tiene mucho que ver con la calma al volver del paseo es que tu perro pueda descansar de manera adecuada. Cuando descansan es cuando retienen los aprendizajes que han tenido en las experiencias previas. ¿Qué mejor que ayudarles a aprender a la vez que les ayudamos a estar tranquilos?

 

Ahora bien, ¿cómo se trabaja el autocontrol?

 

Como te he dicho, te dejo aquí abajo un vídeo con un ejercicio 100% práctico para hacer con tu perro al inicio del paseo.

No me voy a enrollar más. Te dejo viéndolo y, sobretodo, practicando.

Si tu compi y tú ya tenéis todo esto trabajado y superado dímelo, que te daré más caña en próximos posts o en la comunidad de Facebook 💜

 

Y si quieres que hablemos, en otros posts, de otros ejercicios a llevar a cabo ¡déjamelo también por aquí escrito! Tus deseos son órdenes 😋

 

¡¡A disfrutar!!

 

  • Hola: yo me dedico a sacar perros a pasear, te quiero comentar de una perrita en particular es una cruza de pitbull y boxer, es muy ansiosa cuando llego por ella me brinca y empieza a moder ropa y en ocasiones hasta yo me he llevado mordidas, como podría disminuir este comportamiento, también lo hace con su dueña y en ocasiones durante el paseo.

    • Hola Agustín! Sería ver el caso y el por qué está haciendo este comportamiento. Según cuál sea el motivo, se puede hacer una cosa u otra. Si quieres grabar un vídeo y pasármelo, lo hablamos!
      Justo en casos así es súper importante trabajar el autocontrol, la gestión emocional y la excitación previa al paseo. Te recomendaría empezar a trabajarlo cuando aún no ha mostrado ninguna conducta como las que describes, e ir ayudándola poco a poco. Se trata de que tanto la familia como tú (como paseador), aunéis fuerzas y la ayudéis poquito a poquito. Si quieres mandadme vídeos, explicadme y lo hablamos para ayudaros con pautas específicas para vosotros. Espero que te sirva!