Adoptar un perro. ¿Por dónde empiezo?

 

¿Alguna vez te has planteado añadir un miembro más a tu familia y no has sabido por dónde tirar…

… ni por dónde empezar?

Hoy vengo a hablarte de esto.

No sé si tienes perro ya y quieres añadir otro a la familia, o si es el primero que vas a tener, o si hace tiempo que no tienes y quieres volver a adoptar.

Sea cual sea tu caso, sigue leyendo. Mi objetivo con este post es ayudarte a aclararte las ideas.

Adoptar no es una decisión fácil, y quien te diga lo contrario… Miente.

¿Por qué digo esto?

Pues porque gran parte de las adopciones de los refugios españoles acaban en devolución del perro a la protectora. Y una buena adopción es aquella que termina bien, con el animal adaptado a la familia y vosotros, familia, adaptados a él.

La culpa no es de nadie más que de la gran enemiga de estos tiempos: la desinformación.

La desinformación, la villana del Siglo XXI

Sí, estamos muy desinformados. En cualquier anuncio, artículo y vídeo que te encuentres por internet lo más probable es que te digan que adoptar es un acto para el que solo necesitas corazón, y que el resto viene rodado.

(Un poco como lo que dicen de tener niños, que luego hay muchas madres y muchos padres que se quieren tirar por el balcón, aunque no lo digan públicamente)

Es cierto que para añadir un perro a tu familia es importante meterle corazón. Con tablas comparativas y listas de pros y contras no se encuentra al compañero de vida ideal, ni a una pareja, ni a nadie con quien vayamos a tener un vínculo estrecho. A priori.

Pero… Qué pasa si solo vamos con corazón al refugio?

¿Qué pasa con todas esas miradas que nos llegan desde el fondo (o la puerta) de cada jaula?

¿Y con todos aquellos perros que vienen a pedirte mimos a la vez?

Pues que no puedes escoger bien… Y te guías solo por una de los dos factores de la ecuación: el feeling.

A parte del feeling hay mucho más detrás.

¿Te has planteado si tienes, primero de todo, el tiempo necesario?

¿Y una reserva económica “porsiaca”?

¿En tu casa o tu comunidad permiten tener animales de compañía?

¿Hay alguien en casa que no esté de acuerdo con tener un miembro más en la familia?

¿Tienes niños? ¿Otros animales ya en casa?

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Las respuestas a todas estas preguntas solo las tienes tú, pero sin plantearte todo esto es posible que acabes en tu casa con un ser con el que no encajas del todo bien, ni por necesidades ni por expectativas, ni por posibilidades.

Así que piensa… ¿Cuál es tu compañero ideal?

¿Qué encaja contigo y con tu familia de 2 y 4 patas?

Y luego… guíate por el feeling.

Y encuentra a tu compañero ideal 💜

 

Clase del Curso “Perro Adoptado”, de Pat Educadora Canina

Como prefiero que nos escuches en vídeo (que es más entretenido) a que me leas y no te quede del todo claro, te dejo aquí mismito el vídeo de la clase que grabamos para el curso “Perro Adoptado” de Pat Educadora Canina (y si clicas aquí tienes acceso al artículo en su post).

De todas formas, aquí debajo te dejaré un resumen de todo lo que hablamos en la clase de Pat, por si quieres echarle un vistazo!

Dura una hora, te recomiendo que prepares una taza de té, café o lo-que-quieras-en-este-mundo y le des al play, con ganas, calma, una libreta, un boli y la mente y el corazón abiertos 😋

Ah! Y cualquier duda (CUALQUIERA) que tengas, no dudes en ponerla en comentarios o escribirme un mail!

Te dejo con la lectura – escucha- visualización del vídeo.

En el vídeo hablamos de todo esto:

Antes de adoptar a un perro  hazte estas preguntas

¿Tengo tiempo necesario para dedicarle y cubrir sus necesidades en la etapa de desarrollo que se encuentre?

¿Qué horarios tengo en mi día a día?

¿Y mi familia?

Lo más importante a la hora de tener perro NO es el espacio, aunque parezca lo contrario. Lo más importante es tener TIEMPO para dedicárselo. Siempre van surgiendo cosillas y has de poder encontrar momentos para trabajarlas, solucionarlas y cubrir todas sus necesidades. Él siempre te va a necesitar, a ti y al resto de tu familia!

¿Tengo la solvencia económica necesaria para su manutención y algún posible “imprevisto”?

Tener perro no es gratis, y mantenerlo tampoco. Si surge algún imprevisto vale la pena que tengas un fondo ahorrado para no tener que estar en vilo y que la salud de tu compi no se vea comprometida. ¿Cómo lo harías si pasara algo?

¿En tu casa te permiten tener animales de compañía?

¿Las personas con las que convivo están de acuerdo en la decisión?

¿El animal que tengo ya en casa está preparado para compartir su vida con otro?

Si ya tienes algún animal, asegúrate que este también “esté de acuerdo” con la decisión. Básicamente… que encaje y sea capaz de convivir con el perro nuevo.

El objetivo de toda buena adopción es el “no retorno” al refugio.

Familia ideal vs perro ideal

Es importante que analices realmente lo que necesita el perro y tu familia:

  1. Estilo de vida: ¿Qué te gusta hacer? ¿Eres casera, viajas mucho? Según lo que te guste hacer y cómo sea tu estilo de vida, así deberá ser tu próximo compi canino. Hay un perro ideal para cada estilo de vida. y un estilo de vida ideal para cada perro.
  2. Expectativas y necesidades: tanto tú como tu perro tenéis unas necesidades, y es importante que cuadren con las expectativas que tenéis tu familia y tú en la cabeza.
  3. Experiencia: ¿Has tenido perros antes?
  4. Personalidad del perro: Es importante conocer cómo es cada perro que te plantees para adoptar, así como la personalidad del perro que ya tienes en casa.
  5. Otros animales en casa
  6. ¿Hay, o va a haber niños? Crecer con perros es increíble, pero si no cuadran, puede ser una de las peores cosas del mundo. Piénsalo y prepárate con antelación.
  7. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? Playa+montaña+ejercicio? Sofá+peli+manta?

Ponle corazón, pero sobre todo cabeza

Perros invisibles

Son esos perros que por diferentes motivos pasan desapercibidos en los refugios para perros. por ejemplo, muchos perros séniors, con algún problema de salud crónico o de comunicación.. perros catalogados como PPPs (Perro Potencialmente Peligroso), perros de color oscuro…

01    |   ¿Quieres saber lo que implica?

02    |    ¿Te apetece investigar o buscar un poco?

03    |    Pregunta en los refugios más cercanos

04    |    Muchos dan ayudas para adoptar un perro invisible

05    |    ¡Puede que alguno encaje contigo!

¿Adopto a un perro adulto o a un cachorro?

¡La pregunta del millón!

Diferencias entre adoptar a un perro adulto o cachorro. 

¿La incertidumbre del cachorro, pero “ lo bueno” de tener un lienzo en blanco . O el “ es lo que ves” del adulto, aunque con posibles “cargas emocionales”?

Cosas a tener en cuenta para ayudarte a tomar una decisión:

Experiencia:  La experiencia es un grado, y ayudar a los perros en la etapa de desarrollo que se encuentra en necesario,  ¿has tenido perro antes? si la respuesta es no, quizás la responsabilidad de criar a un cachorro puede ser demasiada.  Quizás has tenido perro antes y ya has tenido la experiencia de ayudar a algún perro con problemas de comportamiento, ¿te has planteado los invisibles?

Tiempo:  Entre más joven es el perro, más “depende” de nuestro tiempo e implicación. Recuerda esto a la hora de tomar una decisión.

Expectativas:  Mira tu estilo de vida actual o el que quieres tener en un futuro.

Lo tengo claro ¿Ahora qué?

Pasos a seguir para adoptar a un perro:

  1. Ve al refugio o pide cita
  2. Explícales todo lo que has pensado o analizado
  3. Pregunta TODO lo que necesites
  4. Evaluad juntos qué tipo de perro  encaja contigo y tu familia.

¡¡Feliz adopción!! ¡Entra un miembro más a tu familia, enhorabuena!

PD: Quedan muy pocos días para cerrar inscripciones al curso  ‘Quiero ser voluntario‘, si te interesa échale un ojo a la página y si tienes cualquier duda escríbeme por mail y hablamos!