La paciencia

La palabra más importante

Cuando hablamos de adopciones, la palabra Paciencia se utiliza relativamente poco, pero es de las más importantes.

Descarga la guía que te ayudará a que la adaptación de tu perro adoptado sea maravillosa!


Empecemos por ver qué significa:

Paciencia (definición de la RAE): Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse

La paciencia es un atributo muy importante en TODOS los ámbitos de la vida.

Pero aún lo es más en cualquier tema que implique seres vivos, comportamiento y, en general, la vida.

Por eso, en las adopciones y en todo lo que implican, la paciencia se vuelve crucial.

Seguro que has oído millones de veces frases como estas que te pongo aquí:

  • Quiero que mi perro pueda ir suelto por cualquier sitio aunque lleve una semana adoptado.
  • Quiero que mi perro se lleve 100% bien con mis gatos y duerma con ellos en dos semanas.
  • Quiero que mi galgo/podenco recién adoptado tenga una llamada que no falle NUNCA, aunque haya rastros y animalillos a buscar o cazar, en un mes.
  • Quiero que el cachorrín que he adoptado hace un mes, con 3,5 meses de edad, no mordisquee todo lo que hay en el piso, y que sepa hacerse bien los pipis y las cacas, fuera de casa, cada 6 u 8 horas.
  • Quiero que mi perro, que lleva dos días en casa, sepa quedarse solo 8 horas sin problemas.

¿Crees, de verdad, que todo esto es realista?

Sinceramente, cualquier persona que esté formada en educación canina y en adopciones, te dirá que no.

Es posible que me digas: Marta, todo esto es posible.

Sí, se puede conseguir, y seguro que hay excepciones, pero por norma general estas frases son fruto de tener unas expectativas súper elevadas con nuestros perros.

Las expectativas

También suelen darse mucho en casos en los que no se ha podido hacer bien el proceso de encaje perro-persona durante la adopción, y no haber adoptado al perro que encaja 100% con nuestras necesidades y personalidad.

Y por último, estas expectativas se suelen dar en casos en los que se hace todo de la mejor manera que se puede, pero sin una formación previa. Esto se da de forma generalizada en todo este ámbito, y realmente es una de las bases a tener en cuenta.

Además, la sociedad humana suele tener la costumbre de poner expectativas muy altas a todo el mundo, y en especial cuando hablamos de perros. Parece que no podemos tolerarles ningún fallo, que si las pautas no funcionan o el perro no avanza todo lo que esperamos en pocos días o semanas, el perro no vale o no estamos haciendo las cosas bien, y a veces es todo cuestión de tiempo.

Estas expectativas, en resumen, no nos permiten ver el proceso de adopción como lo que debería ser:

Un proceso progresivo, precioso y emocionante.

Cabeza vs. corazón

Justamente el hecho de que el proceso de adopción sea algo emocionante, hace que lo hagamos desde el corazón y le pongamos poca cabeza.

Y ponerle cabeza consiste precisamente en eso: tener paciencia y saber muy bien cuáles son los tiempos y las acciones que nos van a llevar a una adopción exitosa.

La falta de paciencia también nos lleva a muchas adopciones que acaban en retorno, pero de eso quiero hablar en otro post.

¡Si este tema te parece interesante, y si quieres, coméntamelo, que lo apuntaré para hacerlo más pronto o más tarde!

Los tiempos en una adaptación

En la guía gratuita te lo explico en profundidad, pero recuerda que el periodo de adaptación de los perros va de los 2 a los 8 meses, o más en algunos casos. Entre otros:

  • Perros que no se sienten cómodos en el entorno al que han ido a vivir
  • Perros que llevan muchos años en un refugio
  • Mochilas emocionales muy pesadas y con muchos temas a resolver

En resumen:

Ten en cuenta que el perro que te llegará a casa no es el mismo, a nivel de personalidad, que el que se ha adaptado completamente a tu casa.

Hay conductas que aparecerán más adelante, otras que desaparecerán y reacciones que vendrán una vez el perro se desinhiba.

No te agobies.

No tengas prisa.

Sé paciente, fórmate e intenta respetar los tiempos.

Y, sobre todo, si necesitas ayuda, pídela. No lo dudes.

Todos tenemos momentos de flaqueza, incertidumbre, agobio y frustración, pero con la formación y ayudas adecuadas, además de un proceso bien llevado, todo lo demás viene solo.

Descarga la guía que te ayudará a que la adaptación de tu perro adoptado sea maravillosa!


Si este tema te ha parecido útil o interesante coméntame lo que opinas aquí abajo y debatamos opiniones, que ¡es súper enriquecedor!